Una leyenda de amor

Cuenta la leyenda de que quien coma el fruto del Calafate alguna vez volverá a la Patagonia por su encanto, una chica hija del cacique de la tribu tenía unos ojos de un color negro intenso y su nombre era Calafate, ella estaba caminando por su bosque como siempre, pero un día se encontró con quien sería para siempre el amor de su vida, se enamoró como nunca antes, cosa que su padre jamás entendería porque era el amado un hombre blanco que la amaba a ella con sinceridad, el chamán de su padre los encontró y fue de inmediato a dar anuncio de esto.

Una leyenda de amorEl padre de la muchacha no tuvo ningún tipo de compasión por la misma y mandó a su hechicero para que se encargara del asunto y no le importó si algo le sucedía a su querida hija, esto lo dejó bien claro, entonces el chamán la convirtió en un arbusto, lo que ahora conocemos como el Calafate, sus ojos negros son como el fruto y lo rodeo de espinas para que el hombre blanco no pudiera acercarse, pero él la amaba tanto que terminó muriendo a su lado para toda la eternidad porque no podría vivir de otra manera.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: