Leyendas mayas para niños

Cuenta la leyenda de los aluxes sobre unos diminutos seres que eran creados por los mayas para serviles de protección, se debían realizar de barro virgen solo los días viernes, luego de algunas semana los aluxes estaban listos, para finalizar se le debían realizar algunas oraciones especiales y ofrecerles algunas ofrendas para que pudieran cobrar vida. Luego se los transportaba hacia los sitios que debían proteger, por lo general eran los cultivos de maíz, allí le lanzaban piedras a los animales y ladrones que ingresaban en la propiedad, sirviendo así para su creador como buenos vigilantes. Cuando su creador moría los aluxes pasaban a servir al dios del maíz, pudiendo hacer travesuras libremente hasta que un nuevo dueño los reclamara con ofrendas.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: