Leyendas de mexico cortas

Hace ya mucho años un 25 de octubre de 1953, en México apareció un soldado en la plaza mayor de México con su arcabuz al hombro, inquieto como si estuviera buscando algo, muchos pensaron que era un hombre loco, pero alguien más curioso noto que su uniforme era diferente al de los soldados de la ciudad.

Se dice que benigno rango fue un capataz de fuerza de hierro que imponía sus normas a fuerza de látigo, pero un día algo cambiaria en su vida, esclavizándolo deportiva. Benigno era más conocido por los que lo rodeaban como maligno rayo, debido a su crueldad. Esta persona era dueña de vidas y haciendas, en sus extensas propiedades en las que se dedicaba a la agricultura y la ganadería, su ley era semejante a las que empleaban casi todos los patronos de aquel tiempo, esto consistía en un formidable látigo al que él llamaba disciplina. A Fuerza de imponer su ley había extendido sus cultivos y por ende necesitaba nuevo carretón para transportar sus cosechas, para esto mando a llamar al ruedero para que le trabajar un par de ruedas, en la mesa se sentaba y platicaba diversos temas. Don Pedro Gonzales era el nombre del ruedero, llego a la casa de don maligno poco después de mediodía, pero nadie salió a recibirlo y se quedó esperando hasta que el padrón don maligno terminara su siesta, una vez entro a la casa se le invito a almorzar, cerrar el trato de las llantas y poco después estuvo terminado el carretón, al menos así lo manifestó don pedro, pero don maligno no fue del mismo parecer, claro cómo iba a aceptar ese montón de palos y dijo no eso no serviría para nada y le prendió fuego, el trabajador don pedro se indignó tanto pero no comento nada en ese momento…

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: