Leyendas de la india

Lo esencial y lo trivial. Un hombre había caminado días enteros en el medio del desierto, se encontraba totalmente sediento, pensó que se iba a morir de tanta sed que tenía, no podía encontrar ningún oasis ni a nadie en su camino que le brinde un poco del agua que le hacía en falta, entonces podríamos decir que ya se encontraba en sus últimos momentos, aquellos en los cuales se empieza a agonizar, como si esto fuera poco sucedió que tampoco tenía ya reservas de comida, su viaje iba de mal en peor hasta que de pronto vio a unas chicas caminar y su suerte comenzaba a cambiar, pensó que no todo estaba perdido, sería su oportunidad de saciar su sed de una vez por todas, él se acercó a ellas sin dudarlo y con las últimas fuerzas que salían de algún lado de su cuerpo, entonces les pidió agua con la poca voz que tenía todavía, ellas con mucho gusto se la darían al pobre viajero, pero entonces comenzaron a discutir entre ellas porque no sabían en donde servirla, tal vez quería una copa de cristal, tal vez de plata, quizá él quería una jarra o un vaso, no lo sabían entonces mientras tanto el hombre agonizaba sus últimos suspiros.

Leyendas de la indiaLa moraleja del maestro dice que nos preocupamos muchas veces por las cosas que son totalmente insignificantes antes de preocuparnos por las que son reales, por eso esta leyenda nos ayuda a que podamos salir de ese estado de ignorancia en el cual es más importante donde se sirve el agua que lo que se necesita para vivir.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: