Leyendas de Kenia

La garza de cuello torcido. Había en el bosque una paloma que lloraba sin consuelo, es que cada día se acercaba el chacal hambriento y le pedía uno de sus hijos, si ella no se lo daba entonces la amenazaba con que llegaría hasta lo alto y se la comería ella también, entonces cada día le tiraba una de sus crías para que no suba a comérsela también a ella con el resto de sus crías, era un modo de ganar un día más de vida, pero sabía que en algún momento no lo podría evitar tampoco, por eso lloraba sin consuelo y la garza la pudo ver, allí se acercó para hablarle, entonces la paloma le comentó que debía darle una cría al chacal para que no suba a comerla, pero le respondió hasta en modo de burla, le dijo, tu eres un ave tonta, son solamente amenazas, el chacal no puede volar, así que nunca llegará a ti.

Leyendas de KeniaEl día siguiente la paloma paso por donde siempre y el chacal cuando le dijo la amenaza de cada día ella le contestó que no le daría nada porque la garza le había contado que él no puede volar y le estuvo mintiendo todo este tiempo, enojado al extremo fue hasta donde la garza según él le había arruinado su alimento de todos los días, entonces la confrontó y le preguntó qué haría ante un viento fuerte, ella bajó la cabeza, le dijo y si fuera más fuerte, ella la bajó más, tanto así estuvo preguntando hasta que su cuello tocó el agua y entonces salto para morderlo, desde entonces se dice que tiene el cuello torcido la garza.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: