Leyendas de Irak

Cita en Samarra. Cuenta la leyenda que había un mercader que tenía un criado que le hacia todos sus favores, si tenía que ir de pronto a comprar en el mercado del pueblo a él lo mandaría, se encontraban en Bagdad y le urgió al mercader que su criado le trajera algo muy necesario que tenía que a comprar en el pueblo, pero cuando volvió fue corriendo y pálido con su amo, él preguntó qué había ocurrido y entonces le contó de donde salía su cara de espanto.

Resulta que se encontraba comprando todo lo que su amo le había dicho, pero entonces alguien lo empujó, enojado se dio vuelta y vio ahí mismo que era la muerte quien le había dado el empujón, tenía cara de enojada y por eso se dio cuenta que estaba marcada su sentencia, así que le pidió su caballo para rápidamente ir a Samarra para escapar de la muerte, de este modo podría huir de su destino y para la noche ya estaría llegando, el amo le prestó el caballo y salió galopando tan rápidamente que daba miedo ver su paso.

Leyendas de IrakEse mismo día, pero un tiempo después el mercader se dirigió el pueblo para ver como seguía todo en Bagdad, vio a la muerte que estaba allí parada todavía y le preguntó porque le puso cara enojada a su criado que estaba muy asustado por ello, entonces la muerte le respondió de inmediato que no estaba enojada, sino muy sorprendida, es que esa misma noche tenía una cita con él en Samarra, entonces no entendía que hacía en Bagdad y ahí el mercader lo entendió todo.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: