Leyendas de Granada

El Soldado Encantado. Se cuenta que un hombre se encontraba tranquilamente caminando por el palacio del antiguo rey moro Boabdil y entonces allí pudo ver a un soldado que parecía por su forma de hablar, por su forma de vestir y hasta la manera en la que se encontraba perdido que no eran del mismo tiempo, parecía ser un viajante del pasado, nadie entendía porque razón estaría allí perdido en medio de la tarde por el jardín del palacio, pero entonces cuando el joven que lo vio le fue a preguntar porque su alma no tenía descanso y así vagaba entonces, la respuesta fue que lo maldijeron para que cuidara el tesoro de Boabdil por toda la eternidad, por eso no podía irse, solo que una vez cada 100 años podía vagar por donde sea, así es que había sido encontrado por él.

Leyendas de GranadaLa única manera de poder ayudarlo era con una mujer virgen y un sacerdote que todavía estuviera en ayuno, así buscaron durante todo el día estos requisitos para poder romper el encantamiento, pero fue inútil, cuando los hallaron a los dos comenzaron con la ceremonia, pero el cura tenia bula como pecado y entonces hizo que todo se echara a perder, ahí sigue el soldado otros 100 años cautivo por culpa de esta responsabilidad que se cargó en vida y no sabe ni siquiera por qué la debe cumplir, hubiera sido su salvación y hasta el cielo hubiera conocido por su arduo labor, pero en vez de eso, otros 100 años le esperaban en su plena soledad.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: