Leyendas de canada

Los algonquinos. Una leyenda de los indios algonquinos en Canadá nos cuenta que se encontraba Michahó con sus lobos, ellos lo acompañarían a donde sea, salieron de caza solamente, pero cuando sus lobos entraron en las aguas del lago, luego no pudieron salir de las mismas porque se los había tomado de prisionero en las profundidades, cosa que no le agradó a Michahó que no estaba haciendo cosa mala para su entender, entonces sucedió que un pájaro le dijo que debía sumergirse para poder ir con ellos y salvarlos de una vez, así es que lo hizo, pero cuando quiso salir con ellos la tierra se rebalsó de agua y entonces no había sitio donde pisar que no fuera de tierra, así fue que le pidió al cuervo que recorra el mundo buscando arcilla para volver a crearlo, él no pudo traerle su pedido.

Le pidió a una golondrina que se meta en las aguas para traer algo de arcilla, pero ella tampoco la pudo encontrar, por último hizo su pedido a una rata almizclera, quien sabiamente pudo localizarlo y traerlo cuanto antes, entonces fue en modo de castigo que se casó con una rata almizclera para que estuvieran avergonzados aquellos que habían tenido de prisioneros a sus lobos en las aguas, cuando la tierra nuevamente pudo verse, es que tomó su arco con flechas y las disparó hacia los árboles formando nuevamente sus ramas para que todo volviera a ser como era antes del incidente, sus hijos luego son los que poblaron el mundo.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: