Leyendas de Bulgaria

Leyendas de BulgariaEl monstruo del lago Rabisha. La leyenda del monstruo del lago Rabisha nos cuenta algo muy aterrador muy conocida entre los pobladores locales, lo curioso es que a diferencia de tantas otras similares posee un final feliz. Todo comienza hace muchos años en el pequeño pueblo de Belogradchi en Bulgaria, allí vivía en el lago de Rabisha un horrible monstruo gigantesco, el cual tenía la cabeza como la de un toro y el cuerpo como el de un humano, de modo que se asemejaba mucho a un minotauro pero quizá más parecido a la mezcla de un toro con una sirena. Dicen que esta criatura es realmente gigantesca y siempre causaba estragos entre los barcos de pescadores a los que hundía con poco esfuerzo, para apaciguar al monstruo los pobladores decidieron ofrecerle en sacrificio a una doncella hermosa cada año, realizaban un ritual en la misma fecha específica en la cual metían a la doncella en una canoa y llenaban la pequeña embarcación con otros tantos regalos para el monstruo, con esto lograban que la bestia se apacigüe y los deje tranquilos por el resto del año. La tradición continuo igual por varios años, hasta que un día decidieron ofrecer en sacrificio una hermosa joven que poseía una belleza nunca antes vista, al verla el monstruo se enamoró perdidamente de la hermosura de esta doncella y en vez de hacerle daño decidió concederle la vida eterna para poder pasar el tiempo junto a ella por toda la eternidad, dicen que desde ese entonces la pareja vive junta y feliz bajo las aguas del lago Rabisha y los pobladores locales nunca más volvieron a tener problemas con el monstruo, dicen que cada tanto se puede ver la figura de la gigantesca criatura, pero siempre aparece en modo pacífico paseando por las aguas.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: