Leyenda de los volcanes

Cuenta esta leyenda que un guerrero se enamoró de la hija de un cacique, entonces él para ganarse su amor debería pelear y volver glorioso de su batalla, el problema es que mientras él salió pelear, a ella que esperaba con ansias a su amado, le dijeron que había muerto en combate, por eso es que Xochiquétzal se quitó la vida y ahí yacía cuando llegó de la guerra su amado Iztaccihuatl, él fue directo a su amada porque volviendo glorioso se casaría con ella, allí la encontró ya sin vida, comenzó a llorar de inmediato a los dioses y luego él también se suicidó de la tristeza, así es que los dioses no podían permitir todo lo que estaba sucediendo y los transformó en dos volcanes, uno al lado del otro para que se cuiden por toda la eternidad.