Leyenda de la ex cancha de San Pedro

Muchos son los testigos que aseguran que en el actual San Pedro Museo de Arte existen dos espectros que deambulan por las galerías en la noche, uno es un hombre que posee ropas norteñas antiguas típicas, otro espectro es el de una niña pequeña que corretea incansablemente por el lugar, también aseguran los guardias y trabajadores del museo que a veces puede escucharse las risitas o incluso el ruido de los zapatitos al correr. Lo curioso de todo esto es que el recinto fue muchas cosas antes de transformarse en museo y comenzó como un hospital. A finales de la década de 1990 se realizaron reformas en la edificación y en el antiguo patio que se conoce como la ex cancha de San Pedro encontraron infinidad de esqueletos humanos que presumiblemente fueron enterrados allí luego de morir en el hospital, esto podría explicar la aparición de los espectros.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: