Leyenda de Juan del jarro

Cuenta una leyenda mexicana que Juan del Jarro no era como los demás hombres de bajos recursos. Este pordiosero era mucho más humilde que el resto y las personas de clases altas, siempre lo tenían en consideración. Seguramente lo que todos ostentaban era su don especial para poder ver el futuro, aunque claro, algunos decían que se trataba de un truco barato para quitarle dinero a la gente. Siendo un hombre sincero o un simple falsificador, Juan se ganó el cariño de las personas residentes en San Luis de Potosí y se podía sentar en grandes mesas estrafalarias, así como podía ir a una humilde mesa servida como invitado.

Leyenda de Juan del jarroEl hombre que alguna vez fue muy querido por su pueblo, perdió la vida luego de muchos años y se celebró en grande. No importaron las clases sociales a la hora de asistir a su funeral. Durante su vida, él siempre tenía en su mano 3 cosas infalibles: una estera, un sombrero y un jarro de terracota. Los poderes mágicos que se le atribuían, se supone que él los conseguía a través del jarro y por eso se le otorgó el tan significado apodo.

Un día, se acercó a él una hermosa muchacha de aristocracia que sentía algo de recelo por quien no le gustaba el baño y le faltaba dinero en su bolsillo. Le dijo entonces que sus palabras eran pura charlatanería para quitarle monedas a quienes creían en sus predicciones. Luego de sus duras afirmaciones, ella le exigió que adivine su suerte si es que tenía realmente el don. Juan la miró con entrecejo y rápidamente tiró su predicción –El hijo que llevas en el vientre no es del hombre con el que te casarás. El tiempo dio la razón al pordiosero, ya que echaron a la mujer de su casa por enterarse que iba a tener un hijo de otra persona.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: