Leyenda de el gallo Maldonado

En las mediaciones de San Luis Potosí son muchos los personajes que han de quedar en la historia. Tal es el caso de “El Gallo Maldonado”, un hombre romántico y alcohólico que de tanto tomar, fue trasladado como si fuera un muerto más. La historia es impresionante para quienes la vivieron y para quienes la escuchan por primera vez.

Los veladores se encargan de enterrar a los cadáveres bajo la tierra, pero en ocasiones se les juntaban muchos cuerpos y siendo 3 en el panteón de Saucito, estos no eran suficientes para la labor. Por este problema es que tomaron la decisión de irse a sus casas para descansar luego de que el sol bajó para dar lugar a la noche. Nadie quiere meterse en un cementerio de noche, sin embargo, uno de los trabajadores se quedó para continuar con el trabajo hasta la hora de dormir.

Leyenda de el gallo MaldonadoEl velador quedó solo en el panteón y se preparó un café tan fuerte que los mismos muertos podrían haberse levantado. Luego lo bebió y cuando tuvo la taza en sus manos, uno de los cadáveres se levantó del montón para beberse su café. El velador quedó con los ojos tan abiertos y redondos como si fueran platos frente al muerto resucitado. Sin embargo, quien había vuelto de la muerte o se había simplemente levantado de su coma alcohólico, era nada menos que el “Gallo” Maldonado. Cuando el resto de los hombres volvieron a trabajar, faltaba uno de los cadáveres entre el montón y el velador se encontraba aun sentado en el mismo sitio con cara de estupefacción.

Muchos vecinos del pueblo dicen conocer a este hombre que era tan romántico como borracho. Podía hacer poesía con el solo hecho de mirar la naturaleza y tenía un gran don para las palabras. A las personas les encantaba escucharlo hablar por su agradable vocabulario, pero nadie entendió nunca cual era la causa de su excesiva adicción.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: