Ejemplos de leyendas mexicanas

La finca embrujada. En puebla había un velador que no le temía a nada, muchos de los lugareños sabían las historias de este terrible lugar y preferían no pasar cerca de ese lugar, pero este velador de nombre Juan no le temía a nada, además de que necesitaba el dinero para vivir así que tomo el trabajo como velador de esa finca.
Pronto comenzó a escuchar voces y ver cosas raras, el valientemente las enfrentaba de cara y al percatarse de que no se trataba de nadie físicamente comenzó a acostumbrarse al hecho de estos sucesos tan extraños, los habitantes solían pensar que estaba loco y por eso no le temía a los sucesos paranormales, cuando murió se dice que fue sepultado en esa misma finca y testigos mencionan haberlo visto aun cumpliendo su labor después de muerto.

SIGUIENTE LEYENDA:

LEYENDA ANTERIOR: